miércoles, 14 de noviembre de 2007

EL ORDENADOR EN EL AULA DE INFANTIL

Los cambios que se están desarrollando en los centros educativos y la entrada de las nuevas tecnologías en el aula, dan lugar a que la escuela se renueve y nos marquemos nuevos retos en el proceso diario de la enseñanza-aprendizaje con nuestros alumnos.

Es importante adquirir un conocimiento básico sobre este recurso antes de comenzar a utilizarlo. No hay razón para temerle, pero para garantizar el rendimiento que de él pretendemos obtener, es bueno que nos apliquemos a su uso con unos conocimientos previos, tanto de su manejo, como de los beneficios y problemas que nos puede aportar, así como del abanico de posibilidades que nos ofrece.

Hay programas de distintos tipos, algunos de ellos pueden ser los siguientes:

- Juegos o programas multimedia, que están elaborados para aprender de otra manera.
-Materiales didácticos de ejercitación: para realizar ejercicios, que ponen énfasis en los contenidos que se va a trabajar y que han sido diseñados a partir de actividades concretas.
- Cuentos interactivos. Pensados como entretenimiento y recurso para reforzar el aprendizaje de la lecto-escritura.
- Procesador de texto para el refuerzo del aprendizaje de la lecto-escritura. Con procesador de audio, se pueden oír el sonido de los fonemas.
- Programas de diseño gráfico para trabajar el entorno, la expresividad y la creatividad del alumno.
- Los que podemos encontrar en Internet. Así como el correo, para escribir a amigos e intercambiar experiencias.

¡¡Utilízame, los niños se divierten y aprenden mucho conmigo!!.

Este planteamiento representa una gran transformación en la forma clásica del aprendizaje, pero esa evidencia no puede conducirnos a una especie de bloqueo o a una actitud asustadiza ante la sola idea de tener un ordenador dentro del aula.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada