miércoles, 29 de abril de 2009

TORTILLA SONRIENTE


¿Que a tu hij@ no le gusta la tortilla a la francesa? Seguro que es porque no le sonríe.

Es muy habitual que a los niños pequeños no les guste la tortilla y, para evitar que esto suceda, se nos ha ocurrido una receta que no falla. Yo la he puesto en práctica muchas veces y, creedme, da un resultado magnífico.

Los pasos son los siguientes:

· Abrimos un huevo y lo batimos.
· Haremos la tortilla en una sartén pequeña, de las que se usan para los huevos fritos, de manera que debe salir redondita y del tamaño de la sartén (como si fuera un crepe).
· Una vez hecha la tortilla, la ponemos en un plato para comenzar a confeccionar nuestra cara personalizada.
· Los ojos pueden ser unas aceitunas.
· La nariz, la punta de una zanahoria.
· Las orejas, trozos de tomates cortados con forma de oreja.
· El pelo, con tiras cortadas de jamón de York.
· La boca podemos pintarla con un poco de tomate frito o ketchup.

Todas estas aportaciones se pueden dejar a la imaginación de cada uno, procurando usar alimentos de distintos colores y, lo más importante, que la tortilla sea atractiva para los niños y sirva de motivación para que se la coman.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada